Mi Diócesis

Somos una comunidad unida por el Espíritu y la Fe.

La participación entusiasta en la adoración es la prioridad principal en cada parroquia.

Fr Mike Boehling with Seminarians

Padre Mike Boehling con seminaristas

Nuestras parroquias son comunidades donde los feligreses se conocen y se cuidan y ayudan a otros. Son centros del estudio cristiano – de la oración litúrgica y de devoción – del arte y la música – del compartir la fe – y del compañerismo cristiano. Son bases para la defensa de los necesitados y para la colaboración con gente de otras comunidades cristianas.

La Diócesis Católica de Richmond comprende todo el sur de Virginia y el litoral oriental del estado, 33.000 millas cuadradas en total, desde el Chesapeake y el Atlántico hasta Kentucky en el oeste. Al sur limita con Carolina del Norte y Tennessee y al norte están los condados del norte de Virginia que componen la Diócesis de Arlington.

Una Historia de Identidad Católica Misionera

Somos una de las diócesis más antiguas del país con un territorio que antes pertenecía a la Diócesis de Baltimore. El Papa Pius VII estableció nuestra diócesis 1820. En ese momento la Diócesis de Richmond incluía toda Virginia y lo que ahora es Virginia Occidental. El Papa Pablo VI estableció nuestras fronteras actuales en 1973. Hoy viven más de 220,000 católicos activos en la diócesis en nuestras 145 parroquias, con 204 sacerdotes (30 de los cuales están jubilados, y 40 pertenecientes a órdenes religiosas).

Parishes of the Catholic Diocese of Richmond

Las parroquias de la Diócesis de Richmond

Hay 200 religiosos y religiosas en la diócesis que contribuyen al espíritu de entusiasmo por el ministerio. La participación de los laicos en el ministerio es nuestro sello de prestigio. Nuestros ministerios incluyen la administración, la adoración, la educación y el fomento de compañerismo – y también el cuidado de los necesitados. Todos los ministerios de la diócesis y de las parroquias se llevan a cabo gracias a la alianza en que los laicos y el clero participan juntos.

Una Familia con Diversidad

Nuestra familia tiene muchas caras – hispanos, filipinos, afroamericanos, coreanos, vietnamitas y europeos. Muchos de nosotros somos del personal conectado con las bases militares que se sitúan en la diócesis.

Nos definimos con una diversidad de dones y necesidades. Tenemos ministerios para los jóvenes y jovenes adultos; parejas prometidas, casadas, divorciadas y afligidas; los prisioneros; los enfermos y moribundos. Tenemos 8 escuelas secundarias católicas, 24 escuelas primarias católicas, 10 hospitales católicos y 15 centros geriátricos y gran número de otras organizaciones, agencias y servicios que trabajan juntos.